El método Piña Rizada.

Una evolución necesaria para adaptarse a cada cabello, ser flexibles y conseguir así unos resultados visibles y duraderos.

Somos Llanos Blanco y Gloria Roura, creadoras del Método Piña Rizada.

Años de prueba y error nos han llevado a desarrollar nuestro propio método

Comenzamos a cuidar nuestro cabello siguiendo muchas de las pautas del conocido Curly Girl Method. Tras años de experimentación y prueba/error en nuestro propio cabello, conseguimos recuperar nuestro rizo natural. Posteriormente, y gracias a las muchísimas rizadas que confiaron en nosotras durante los Curl Coaching (sesiones de asesoramiento de lavado, definición y corte) hemos desarrollado nuestro propio método: el Método Piña Rizada. En él, introducimos los cambios y evoluciones necesarios para adaptarse a cada cabello, ser flexibles y conseguir así unos resultados visibles y duraderos.

Compartimos la gran mayoría de técnicas y propuestas del Curly Girl Method, aunque somos flexibles y de mente abierta. Creemos que hay una manera fácil, práctica y sencilla de establecer rutinas que no nos supongan demasiado trabajo y buscar un equilibrio entre la dedicación a nuestra melena y los resultados.

Nuestra misión es que disfrutes de este viaje. Sin restricciones, ni creencias rígidas, sino de manera natural, aceptar y abrazar la belleza del rizo, en todas sus formas y técnicas. Queremos tus rizos libres, al viento y sin ataduras, priorizar la salud y el resultado del cabello por encima de normas.

¿Cuáles son las claves de nuestro Método Piña Rizada?

Comprometidas con la excelencia

Conseguimos resultados visibles en cualquier melena (ondulada, rizada y afro) en tan solo unas horas. Nuestros trabajos con chicas rizadas en sesiones de Curl Coaching así lo han demostrado durante años. Ahora también formamos a profesionales para que puedan llevar este conocimiento a sus salones y conseguir resultados de calidad.

Resultado por encima de ingredientes

Valoramos la fórmula en su conjunto y los resultados del producto en el cabello. En ocasiones puntuales, no nos importa que contenga siliconas no solubles en agua si los resultados nos aportan beneficios que no podemos conseguir con otro producto.

Flexibilidad

Adaptamos los conocimientos al tipo de cabello y a la persona. Por ejemplo: no usamos toalla en ningún momento de la definición, salvo en determinados tipos de cabello. También recomendamos usar champú con sulfatos, de manera puntual y para algunos cabellos. Por otro lado, sabemos que el uso continuado de Cowash puede dar problemas. Éstas, entre otras prácticas demostradas en cientos de melenas, nos empoderan para ser flexibles.

Innovación constante

Estar al día de todo lo que tiene que ver con el cabello ondulado, rizado y afro, es nuestra pasión. Esto nos ha hecho crear nuestras propias rutinas o técnicas, como los masajes de cuero cabelludo o el corte en tres pasos de Piña Rizada. La tijera es nuestra gran aliada.
Además, tenemos la suerte de que grandes marcas del cabello rizado confían en nosotras. Nos escuchan y se interesan por nuestras necesidades como curlies. Junto a ellas, trabajamos por crear mejores productos para nuestro cuidado.

Practicidad y adaptación

Tenemos en cuenta el tiempo y las necesidades de la persona curly. Las prioridades y los objetivos son diferentes para cada una. Queremos que l@s rizad@s sean protagonistas y escojan su propio método. No hay soluciones curly universales. Sabemos que lo que a un@s nos funciona, a otr@s puede no hacerlo.

Activistas Curly

Los rizos no son una moda. Queremos devolver a los rizos el espacio que merecen en la vida personal, profesional y cultural. Luchamos por derribar estereotipos que imponen “el cabello liso” como única manera de “ir peinada”. Nuestro propósito es que se acepte la singularidad y autenticidad del rizo y crear espacios donde sentirnos seguras y que cuiden de nuestras melenas.

Blog

Últimos consejos.

admin_pr
Posted by admin_pr
abril 25, 2022
admin_pr
Posted by admin_pr
abril 10, 2022
admin_pr
Posted by admin_pr
marzo 25, 2022

Contacto

¿Tienes alguna pregunta?
¡Escríbenos!.

Como era de esperar, nosotras también usamos cookies